Hoy hablamos del extracto de caracol

caracolOtro de los ingredientes que podemos encontrar hoy en día en muchas cremas de tratamiento facial es la baba de caracol. Hemos ya hablado de productos comestibles en cosmética y, aunque la baba de caracol no suena muy apetecible como alimento, lo cierto es que la carne de este pequeño gasterópodo es bastante nutritiva. En cuanto a su secreción o baba,  cumple funciones vitales de reparación y regeneración para ellos: les ayuda a desplazarse al reducir la fricción, contribuye a su regulación térmica, reduce el riesgo del caracol ante las heridas y agresiones externas (bacterianas y fúngicas) y les mantiene lejos de insectos potencialmente peligrosos como las hormigas, además les sirve para sanar sus tejidos y reparar su caparazón cuando éste se rompe.

Pero esta eficaz secreción no sólo resulta buena para ellos… Sigue leyendo

Anuncios

Propiedades cosméticas del caviar

caviar

 

¿Alimento o cosmético?

Desde siempre se han utilizado ingredientes de la cocina para el cuidado de la piel y el cabello. Mascarillas de yogur, lociones de aceite de oliva, cremas de aceite de argán, pomadas de miel, exfoliantes de sal marina… existen un sinfín de productos que podemos fabricar nosotros mismos con ingredientes que encontramos en nuestras cocinas o buscarlos en el mercado, si su composición requiere fórmulas sofisticadas o no tenemos el tiempo o la paciencia de prepararlos. Ciertamente, si un producto es comestible no puede hacer daño a nuestra piel. Uno puede tener dudas sobre si el acido hialurónico es algo natural o artificial (ya hemos hablado de este ingrediente en nuestro blog), pero siempre sabremos que el aceite de oliva, la miel, el té verde o el aguacate son productos naturales beneficiosos para nuestros organismo, tanto si los ingerimos como si nos los ponemos sobre la piel.

Sigue leyendo

Aceite de argán: el “oro líquido”

ARGANTiene tantas propiedades que su aceite es conocido como “oro líquido”. Proviene del fruto del Argania Spinosa o árbol de la vida, que crece en Marruecos. Es un árbol de hoja perenne que puede llegar a medir hasta 10 metros y a vivir más de 150 años. Sus frutos son unas nueces cubiertas por una cáscara que contiene 2 y 3 semillas. En junio, cuando las nueces maduran, se secan y toman un color marrón. Para que el aceite de argán mantenga todas sus propiedades se deben prensar las semillas ya tostadas en frío.

El aceite de argán se puede disfrutar en la cocina o también se puede utilizar para la salud en general y el buen estado de la piel en particular. Es una fuente muy rica de vitamina E, de Omega 9, Omega 6 beta-caroteno y polifenoles. Tiene propiedades antioxidantes, regeneradoras y antisépticas. Sigue leyendo

¿Qué es la coenzima Q10?

nueces-coq10

Nueces, fuente natural de coenzima Q10

La coenzima Q10 es una importante sustancia, tipo vitamina, requerida para el funcionamiento normal de muchos órganos, y reacciones químicas en el cuerpo. Fue identificada por primera vez en 1957 por el profesor Fred L. Crane y sus colegas del Instituto Enzimático de la Universidad de Wisconsin-Madison. Se encuentra en nuestro organismo de forma natural. Las células del cuerpo necesitan Q10 para la obtención de energía. La coenzima Q10 ayuda a proveer esta energía necesaria. Además, es un potente antioxidante celular. Las personas con ciertas enfermedades, tales como insuficiencia cardiaca congestiva, presión arterial alta, enfermedad periodontal, enfermedad de Parkinson, algunas enfermedades musculares, y SIDA, podrían tener niveles más bajos de coenzima Q-10.

Los niveles más altos de coenzima Q-10 se observan en los primeros 20 años de vida, es decir, se va perdiendo con el paso del tiempo, aunque también hay factores que aceleran dicha pérdida, como por ejemplo el tabaco. Sigue leyendo

Aloe vera para el cuidado de la piel

Aloe veraEl aloe vera lleva utilizándose en numerosas culturas durante mucho tiempo.

Ya desde los egipcios, romanos, griegos, magrebíes, árabes, indios y chinos tenemos información sobre su empleo con fines curativos y cosméticos. Cristóbal Colón lo consideró uno de las cuatro plantas imprescindibles para el bienestar del hombre: el trigo que alimenta, la vid que da alegría, el olivo que aporta armonía y el áloe que cura.

Más recientemente, sabemos que durante el terremoto de México de 1985 mucha gente recogía los aloes de las calles, que allí crecen por todas partes, para curarse las heridas causadas por la catástrofe. Sigue leyendo

Algunos consejos para el cuidado de la piel

Cuidar nuestra piel es un gesto cotidiano que nos ayuda a estar mejor y nos hace sentir bien, además de ofrecernos un buen momento para mimarnos y ocuparnos de nosotros mismos. No se trata de utilizar una gran cantidad de productos de higiene o cosméticos, sino de elegirlos bien. El uso excesivo de jabones, por ejemplo, reduce la acidez de la piel y altera su funcionamiento. Los ingredientes artificiales contenidos en los productos convencionales pueden irritarla, aumentar su permeabilidad a los agentes tóxicos y provocar reacciones alérgicas.

Para cuidar la piel de forma natural debemos seguir una alimentación equilibrada, rica en los nutrientes necesarios a los procesos fisiológicos de la piel, hacer ejercicio físico regularmente y elegir productos de higiene lo menos agresivos posible, evitando los productos sintéticos y optando por marcas que apuesten por la cosmética natural y ecológica. Sigue leyendo

La eficacia del ácido hialurónico en la cosmética natural

Hialurónico, ácido… nos sonaba a algo químico, artificial, incluso agresivo, pues no,  es una sustancia natural que produce nuestro cuerpo y que se ha venido utilizando con mucho éxito en tratamientos faciales  inyectándolo para “para restaurar, para rellenar arrugas”.

La novedad es que ahora se incorpora en cremas faciales obteniendo, de forma progresiva,  los mismos resultados y añadiendo un beneficio más: la prevención.

Pero…, ¿qué es exactamente y por qué es beneficioso para la piel?

Es un ácido que se encuentra naturalmente en el cuerpo humano. Se trata de un tipo de carbohidrato llamado polisacárido muco. Los polisacáridos muco están formados por cadenas de moléculas de azúcar unidas entre sí. Se encuentra en muchos tejidos del cuerpo incluyendo el líquido de los ojos y las articulaciones, huesos, cartílagos y la piel. Con los años se va perdiendo, ya que las células van disminuyendo la capacidad de producirlo,  y se calcula que a los 50 años, por ejemplo, sólo nos queda un 50% de nuestro capital de ácido hialurónico.

Sigue leyendo