Hoy hablamos del extracto de caracol

caracolOtro de los ingredientes que podemos encontrar hoy en día en muchas cremas de tratamiento facial es la baba de caracol. Hemos ya hablado de productos comestibles en cosmética y, aunque la baba de caracol no suena muy apetecible como alimento, lo cierto es que la carne de este pequeño gasterópodo es bastante nutritiva. En cuanto a su secreción o baba,  cumple funciones vitales de reparación y regeneración para ellos: les ayuda a desplazarse al reducir la fricción, contribuye a su regulación térmica, reduce el riesgo del caracol ante las heridas y agresiones externas (bacterianas y fúngicas) y les mantiene lejos de insectos potencialmente peligrosos como las hormigas, además les sirve para sanar sus tejidos y reparar su caparazón cuando éste se rompe.

Pero esta eficaz secreción no sólo resulta buena para ellos… Sigue leyendo

Anuncios

Aloe vera para el cuidado de la piel

Aloe veraEl aloe vera lleva utilizándose en numerosas culturas durante mucho tiempo.

Ya desde los egipcios, romanos, griegos, magrebíes, árabes, indios y chinos tenemos información sobre su empleo con fines curativos y cosméticos. Cristóbal Colón lo consideró uno de las cuatro plantas imprescindibles para el bienestar del hombre: el trigo que alimenta, la vid que da alegría, el olivo que aporta armonía y el áloe que cura.

Más recientemente, sabemos que durante el terremoto de México de 1985 mucha gente recogía los aloes de las calles, que allí crecen por todas partes, para curarse las heridas causadas por la catástrofe. Sigue leyendo

Algunos consejos para el cuidado de la piel

Cuidar nuestra piel es un gesto cotidiano que nos ayuda a estar mejor y nos hace sentir bien, además de ofrecernos un buen momento para mimarnos y ocuparnos de nosotros mismos. No se trata de utilizar una gran cantidad de productos de higiene o cosméticos, sino de elegirlos bien. El uso excesivo de jabones, por ejemplo, reduce la acidez de la piel y altera su funcionamiento. Los ingredientes artificiales contenidos en los productos convencionales pueden irritarla, aumentar su permeabilidad a los agentes tóxicos y provocar reacciones alérgicas.

Para cuidar la piel de forma natural debemos seguir una alimentación equilibrada, rica en los nutrientes necesarios a los procesos fisiológicos de la piel, hacer ejercicio físico regularmente y elegir productos de higiene lo menos agresivos posible, evitando los productos sintéticos y optando por marcas que apuesten por la cosmética natural y ecológica. Sigue leyendo