Aceite de argán: el “oro líquido”

ARGANTiene tantas propiedades que su aceite es conocido como “oro líquido”. Proviene del fruto del Argania Spinosa o árbol de la vida, que crece en Marruecos. Es un árbol de hoja perenne que puede llegar a medir hasta 10 metros y a vivir más de 150 años. Sus frutos son unas nueces cubiertas por una cáscara que contiene 2 y 3 semillas. En junio, cuando las nueces maduran, se secan y toman un color marrón. Para que el aceite de argán mantenga todas sus propiedades se deben prensar las semillas ya tostadas en frío.

El aceite de argán se puede disfrutar en la cocina o también se puede utilizar para la salud en general y el buen estado de la piel en particular. Es una fuente muy rica de vitamina E, de Omega 9, Omega 6 beta-caroteno y polifenoles. Tiene propiedades antioxidantes, regeneradoras y antisépticas.

Sus usos son múltiples en cosmética y sus beneficios incontables: aporta elasticidad a la piel (funciona como antiarrugas), da fuerza y vida al cabello, protege la piel contra las radiaciones solares, calma el picor e irritación de la piel, regula la secreción sebácea (bueno para el acné), alivia y regenera la piel en caso de quemaduras, mejora los casos de eccema. Podemos aportar todas estas propiedades a nuestra piel utilizando cremas y serums que contengan aceite de argán, sobre todo si las aplicamos por la noche o después de tomar el sol. También podemos hacer que nuestro pelo se beneficie si utilizamos una mascarilla de aceite de argán.

En Marruecos también lo toman como alimento, poniéndolo sobre el pan o el cuscús, como nosotros hacemos con el aceite de oliva. ¡Será cuestión de probarlo!

 

Nuestra recomendación para cuidar tu piel:

78-120-large

Crema con aceite de argán, sésamo y esencia de incienso, para proteger, nutrir y rejuvenecer las pieles más secas.

Contiene un 12% de aceite de argán que por su elevado contenido en antioxidantes actúa como regenerador, retrasando el envejecimiento cutáneo, es hidratante y evita la sequedad de la piel y la protege  frente a la radiación solar. El aceite de sésamo nutre en profundidad y la esencia de incienso es utilizada desde antiguamente como rejuvenecedor facial.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s