La eficacia del ácido hialurónico en la cosmética natural

Hialurónico, ácido… nos sonaba a algo químico, artificial, incluso agresivo, pues no,  es una sustancia natural que produce nuestro cuerpo y que se ha venido utilizando con mucho éxito en tratamientos faciales  inyectándolo para “para restaurar, para rellenar arrugas”.

La novedad es que ahora se incorpora en cremas faciales obteniendo, de forma progresiva,  los mismos resultados y añadiendo un beneficio más: la prevención.

Pero…, ¿qué es exactamente y por qué es beneficioso para la piel?

Es un ácido que se encuentra naturalmente en el cuerpo humano. Se trata de un tipo de carbohidrato llamado polisacárido muco. Los polisacáridos muco están formados por cadenas de moléculas de azúcar unidas entre sí. Se encuentra en muchos tejidos del cuerpo incluyendo el líquido de los ojos y las articulaciones, huesos, cartílagos y la piel. Con los años se va perdiendo, ya que las células van disminuyendo la capacidad de producirlo,  y se calcula que a los 50 años, por ejemplo, sólo nos queda un 50% de nuestro capital de ácido hialurónico.

¿Cómo se descubrió?

En 1934 Karl Meyer y su colega John Palmer lograron aislar una sustancia química hasta entonces desconocida a partir del cuerpo vítreo de los ojos de las vacas. Descubrieron que esta sustancia contenía dos moléculas de azúcar, una de las cuales era el ácido urónico. El nombre de ácido hialurónico proviene de “hialoide”, que significa vítreo, y de “ácido urónico”.

En 1942, el ácido hialurónico fue utilizado por primera vez con fines comerciales cuando Endre Balazs solicitó patentar un proceso de utilización de este ácido como sucedáneo de la clara de huevo en los productos de pastelería. Tras ello, Balazs se convirtió en el experto número uno acerca del ácido hialurónico y llevó a cabo la mayor parte de los descubrimientos relativos al mismo durante los últimos cincuenta años.

 ¿Cómo se utiliza en cosmética?

El ácido hialurónico es un componente esencial para nuestra piel, que sirve como soporte del colágeno y las fibras de elastina. Su función principal es mantener la piel lisa e hidratada, ya que es capaz de absorber hasta 1000 veces su peso en agua.

 ¿Cuáles son sus propiedades?

– Efecto hidratante. Con el paso de los años la piel va perdiendo su capacidad de retener agua y por tanto de estar bien hidratada; el ácido hialurónico puede retener hasta mil veces su volumen en agua.

– Aporta elasticidad, ayuda a nuestro organismo a renovar el colágeno, lo que unido al efecto hidratante previene la aparición de arrugas y mejora el estado de las que ya se tienen.

Existen en el mercado cremas con componentes de origen natural que incorporan también ácido hialurónico en sus fórmulas, como el corrector de arrugas de Shilart, que combina oligopéptidos vegetales, extractos de hongos y ácido hialurónico. Son una buena solución para tratar las arrugas y líneas de expresión y una alternativa natural al botox (toxina botulínica utilizada por su capacidad de producir parálisis muscular).

crema ácido hialurónico

Corrector Facial UltraIntensive 50 ml

Shilart 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s